facebook-new
 
twitter-new
 
youtube-new
 
instagram-new

susexcion

gente

¿Ha pensado en estimular los genitales de su pareja a distancia? ¡Conozca la reflexología sexual!

a reflexologiaEl arte de la reflexología está en estimular puntos, zonas y órganos desde puntos alejados. Puedes generar desde excitación hasta un orgasmo sin necesidad de acercarte siquiera al pubis. Grandes trucos. Los genitales pueden despertar a control remoto. Lo único que necesitas es mover la boca.

 

Conexiones reflexológicas en ellas:

Pezones a útero

La succión a los pezones genera un reflejo en el útero. Éste sufre contracciones parecidas a las que se dan durante el clímax. Es por esto que hay mujeres que pueden llegar al orgasmo con estos estímulos. Hay hormonas en juego y una conexión neural. Así que no olvides ensalivar sus pechos. Despiértalos. Comienza desde la unión de las axilas y una de sus lolas. Ve bajando la lengua, dejando un camino de saliva, sopla sobre ésta para dar un contraste de temperaturas, y ve acercándote hacia el pezón. Rodea la areola con masajes linguales y regresa hacia la axila. Este juego generará que ella quiera que vayas por más. Deja al final la succión al pezón. Para entonces estará a punto de ebullición.

 

Entrepierna a clítoris

Aproximadamente a una cuarta de distancia de su rodilla hacia arriba, en la entrepierna, hay un punto de terminales nerviosas conectadas directamente a su clítoris. Si quieres que ella sienta esta electricidad, aún cuando están en plena reunión familiar, sólo tienes que deslizar tu mano hacia ese punto. Ya en masajes con tu saliva como protagonista sólo tienes que recorrer este punto con la boca y dar ligeras succiones en su piel. Tras un par de éstas, lame en diferentes direcciones y movimientos. Tal cual dieras sexo oral. Activará su clítoris y para cuando subas hasta ahí, no tendrá más que rendirse.

 

Dedos y pies a genitales en ellas y ellos

Esto también aplica a los hombres. Tanto en las yemas de los dedos, las manos y los pies tenemos conexión con los genitales. Succionar la primera falange de cualquier dedo, además de emular el sexo oral, activa los nervios pélvicos.

Del mismo modo, puedes generar un reflejo si lames la unión entre sus dedos pulgar y cordial. Claro, tu pene también puede sentir el regalo si introduces un dedo en su boca para que ella lo succione. Pruébalo cuando estén haciendo el amor o mientras estimulas su cuerpo. Ahora, si tienes espíritu de acupunturista, puedes dar masaje reflexológico en sus pies. Encontrar la zona genital precisa en la planta es un poco más complejo. La zona de su útero y vulva está ligeramente atrás en el borde donde su talón termina y comienza el arco. Puedes probar en un perímetro regular. También muy cerca está el punto reflejo de tu próstata y tus testículos así que déjate tocar los pies más seguido.

 

SuNoticiero/ElsyReyes.com

2014 © SuNoticiero.com. Todos los derechos reservados. Rif: J-40176191-7
Contáctanos: prensa@sunoticiero.com
¿Quieres anunciar con nosotros? Escríbenos a: publicidad@sunoticiero.com

.